Inicio Control de enfermedades Intoxicaciones por plaguicidas, síntomas y tratamientos

Intoxicaciones por plaguicidas, síntomas y tratamientos

por Infoagro
0 Comentario

Cómo manejar las Intoxicaciones por plaguicidas

Los casos de intoxicación aguda por plaguicidas (IAP) son una causa importante de morbilidad y mortalidad a nivel mundial. La OMS estima que anualmente se registran entre uno y cinco millones de casos de intoxicación por plaguicidas, con varios miles de muertes. El 99 % de estos hechos ocurren en países en desarrollo, entre los cuales los países de América Latina aportan el 75 % de los casos y se estima que más de 700 000 personas al año sufren los efectos crónicos.


Los insecticidas organofosforados suponen cerca del 30% de los plaguicidas que se emplean en la actualidad, son los responsables de casi el 80% de las intoxicaciones por plaguicidas que requieren atención médica y del 75% de las muertes por plaguicida, principalmente en países en vías de desarrollo, donde estos compuestos se utilizan habitualmente en intentos de suicidio, ya que son la causa de aproximadamente tres millones de intoxicaciones y unas 200.000 muertes anuales.


Síntomas más comunes

Los signos y síntomas de intoxicaciones por plaguicidas son poco específicos y en general son muy similares a los de la gripe, resfrío o alergia. A continuación, se detallan síntomas provocados por algunos plaguicidas:

  • Insecticidas organofosforados (por ejemplo, acefato, clorpirifós, cumafós, triclorfón): dolor de cabeza, contracción muscular, náuseas, diarrea, depresión respiratoria, convulsiones y pérdida de conciencia.
  • Insecticidas carbamatos ( arbaril, metiocarb, metomil): malestar, debilidad muscular, mareo, transpiración, dolor de cabeza, salivación, náuseas, vómito, dolor abdominal, diarrea.
  • Insecticidas clorados ( endosulfán): alteraciones sensoriales (cosquilleo o adormecimiento), dolor de cabeza, mareo, náuseas, estado de sobre excitación y convulsiones.
  • Insecticidas piretroides ( ipermetrina): dolor de cabeza, vómitos, diarrea, fatiga, picazón, ardor, hormigueo, irritabilidad al tacto y al sonido. Alteración de la conciencia y convulsiones en intoxicaciones agudas.
  • Herbicidas fosfatos ( lifosato): irritación de los ojos, piel y tracto respiratorio superior.
  • Herbicidas Triazinas ( trazina): irritación en los ojos, piel y tracto respiratorio.

Primeros auxilios ante una intoxicación con agroquímicos

En caso de intoxicación solicitar asistencia al centro de salud más cercano y, mientras tanto se debe: Retirar al afectado del sitio contaminado con agroquímicos. Si el contacto fue en los ojos, lavar con abundante agua o con solución fisiológica. El lavado de los ojos debe mantenerse por al menos 15 minutos.


Si el contacto fue por piel, colocarse guantes de goma y ayudar a retirar la ropa contaminada a la persona intoxicada, y lavar con abundante agua y jabón por lo menos durante 15 minutos. Si la persona no está consciente, hacerlo por ella. “No permitir que la persona intoxicada fume o ingiera bebidas alcohólicas”.


En caso de inhalación retirar a la persona intoxicada del área de exposición, y retirar todo lo que pueda obstruir el paso de aire hacia los pulmones (pañuelo, bufanda, botones). Asegurarse que la persona pueda respirar sin dificultad, sino recostarla de lado y retirar secreciones de la boca. Escuchar y sentir la respiración de la persona, y palpar el pulso.
Si la persona ha perdido el conocimiento, debe colocársela en la posición denominada «de recuperación», lo que consiste en recostarla sobre su costado izquierdo con la cabeza extendida hacia atrás para facilitar la respiración y la salida del vómito si se produce espontáneamente


Si la respiración se corta o se debilita, debe ponerse a la persona boca arriba y limpiar la boca y la nariz para poder practicar respiración boca a boca. Coloque un paño limpio de por medio para evitar la contaminación.
Si el trabajador tiene convulsiones, tratar de que no se golpee, sujetarlo suavemente.


La ingestión de un plaguicida en general no es producto de una exposición laboral. De todas formas si se está ante un caso de estos debe tenerse cuidados especiales y no provocar el vómito.

En caso de ingestión, la persona intoxicada no deber tomar aceite, leche o huevo. Aun cuando un organismo bien nutrido puede soportar una situación adversa, ninguna comida en particular puede evitar la intoxicación con plaguicidas y en ciertos casos puede agravarla (productos liposolubles por ejemplo).

Provoque el vómito dentro de los primeros 60 minutos después de haber ingerido el plaguicida

No provoque el vómito si:

  • Si ha ingerido cáusticos
  • Está contraindicado en la etiqueta
  • Si la persona intoxicada esta inconsciente
  • Si esta convulsionando

Tener a mano el envase o etiqueta del agroquímico que causó la intoxicación y entregarlo al personal de salud.


Síntomas y manejo clínico de intoxicaciones por plaguicidas según grupo químico

Organofosforados y carbamatos

Organofosforados

Vías: Dermica, digestiva, respiratorio


Síntomas. Leve: Debilidad, cefalea, mareos, visión borrosa, miosis, broncorrea, rinorrea, nauseas, vómitos, bradicardia, diaforesis y ansiedad. Moderada: Trastornos visuales, sialorrea, dolor abdominal, Miosis, Nistagmus, lagrimeo, sudoración, tremor, dificultad respiratoria y cianosis, trastornos de la marcha, hipotensión y se puede presentar taquicardia reactiva. Severa: Fasciculaciones generalizadas, trastornos de conciencia, cianosis intensa, broncorrea aumentada, convulsiones y fallos multisistémicos


Carbamatos

Vías: Dermica, mucosas, digestiva, respiratorio


Sintomas. Leve: Debilidad, cefalea, mareos, visión borrosa, miosis, broncorrea, rinorrea, nauseas, vómitos, bradicardia, diaforesis y ansiedad. Moderada: Trastornos visuales, sialorrea, dolor abdominal, lagrimeo, sudoración, tremor, dificultad respiratoria y cianosis, trastornos de la marcha, hipotensión y se puede presentar taquicardia reactiva. Severa: fasciculaciones generalizadas, trastornos de conciencia, cianosis intensa, broncorrea aumentada, convulsiones y fallos multisistémicos


Tratamientos

Mantenimiento de las funciones vitales A, B, C y D

Medidas de descontaminación para disminuir la absorción del tóxico, según vía de ingreso.

Medidas Específicas

Administración intravenosa de sulfato de atropina. 2- 4mg cada 10 o 15 min hasta atropinizar al paciente y seguir con una dosis de mantenimiento de 0.5 a 1 mg cada hora según respuesta del paciente. La dosis pediátrica será de 0.05 a 0.1 mg/ kg de peso hasta atropinizar. La dosis de mantenimiento 0.05 mg/kg de peso.


Bipiridos: Paraquat y Diquat

Vías: dermica, digestiva


Síntomas: El contacto con la piel produce ampollas y ulceraciones y dependiendo de su absorción síntomas de intoxicación sistémica. Contacto con los ojos puede producir conjuntivitis y opacidad tardía de la cornea.

Intoxicación aguda: Si es ingerido produce una sensación temprana de quemadura en la boca y orofaringe. Dolor restroesternal y de abdomen superior, en algunos casos diarrea sanguinolenta, vértigos, cefaleas, mialgias, letargo, ictericia, insuficiencia renal, oligúrica y arritmias, tos, disneas, taquipneas y cianosis.
La exposición directa de fosas nasales puede producir sangrado local sin absorción.


Tratamientos

  • Mantenimiento de las funciones vitales A, B, C y D.
  • No suministrar oxigeno en las primeras 72 horas, ya que acelera la formación de radicales hiperóxidos y con ello la destrucción del tejido pulmonar.
  • Medidas de descontaminación para disminuir la absorción del tóxico, según vía de ingreso.
  • El lavado gástrico o vómito provocado están contraindicados por comportarse como cáustico alcalino; pero en caso de ingesta masiva, durante la primera hora debe indicarse el vaciado gástrico mediante sonda, pero con mucho cuidado de no producir perforación esofágica, ya que hay vesículas producidas por el efecto corrosivo de estos herbicidas.
  • Administrar Carbón Activado seriado. Dosis de 1–2 g/ Kg en adultos y 0,25g/Kg en niños cada 4 horas. La excreción del tóxico puede incrementarse mediante una diuresis adecuada de 50 a 60 ml/hora.
  • Medidas especificas: Descargar Guía

Piretrinas y Piretroides

Vías: dermica, Digestiva, Respiratoria


Sintomas: Sensación de quemadura de piel, ardor, prurito y hormigueo, principalmente en las regiones más expuestas como son cara y brazos. Pueden causar de leve a moderada hiperactividad de vías respiratorias altas y bajas: Tos, rinitis, sibilancias y neumonitis alérgicas.
Las piretroides y piretrinas también son levemente neurotóxicos y en los pocos casos reportados se han presentado temblor, incoordinación, hipersensibilidad a estímulos externos y ataxia. Si son ingeridos se pueden presentar nauseas, vómitos y diarreas.


Tratamientos.

Mantenimiento de las funciones vitales A, B, C y D. Medidas de descontaminación para disminuir la absorción del tóxico, según vía de ingreso

Medidas especificas:

  • Antihistamínicos, bloqueadores de receptores H1 por vía oral y en casos severos por vía endovenosa.
  • Nebulización con salbutamol
  • Convulsiones: administrarse diazepam IV, en dosis de 10 mg en el adulto repitiendo la dosis cada 5 a 10 minutos hasta controlar la convulsión, con un máximo de tres dosis. La dosis pediátrica es de 0,2 mg a 0,5 mg/kg de peso corporal cada cinco minutos hasta un máximo de tres dosis. También puede utilizarse el fenobarbital.

Para ver a detalle el manejo clínico por grupo químico de estas y demás componentes de plaguicidas, le recomendamos este documento donde se establecen las pautas para el manejo clínico de las intoxicaciones agudas por plaguicidas (IAP) a fin de contribuir en la prevención de casos secundario y reducir el riesgo de muerte por esta causa. La elaboración del mismo se fundamenta en las recomendaciones generales que en la materia ha definido la Organización Mundial de la Salud y expertos internacionales en la materia. DESCARGAR GUIA

Comentarios

Artículos relacionados

Deja un comentario