Haz una donación a InfoAgrónomo

Inducción floral en el cultivo de Mango

Inducción floral en mango

La inducción floral en el cultivo de mango

La inducción floral es una técnica cultural que se utiliza desde hace muchos años para obtener una producción de frutas más uniforme y que se lleva a cabo en épocas que lo requieran los mercados nacional como internacional, a fin de garantizar a los productores precios competitivos y alta rentabilidad en la actividad frutícola. Una técnica de inducción floral que se practicó en el siglo pasado, fue la aplicación de humo abundante en la zona cercana a la copa de los árboles. Este humo era producido por la combustión controlada de rastrojos de los árboles de mango y que se transformaba en gas etileno que es un promotor natural de la floración. Cuando se iniciaron las primeras inducciones químicas de floración en mango, se utilizaron algunos inductores de prueba como el Ethephon, el Nitrato de Potasio, el Nitrato de Calcio, el Nitrato de Amonio y algunos productos o fórmulas químicas traídas de Filipinas.

En la zona de Orotina, los mejores resultados se han obtenido en las variedades Irwin, Mora, Keith y Cavallini, usando una sola atomización de Nitrato de Potasio, en una concentración del 4%. En la variedad Tommy Atkins, que es de comportamiento subtropical, estos tratamientos deben repetirse ocho días después de haber realizado la primera aplicación de inductores. Para obtener una buena inducción floral, la plantación de mango debe haberse fertilizado apropiadamente y tener cuatro meses de descanso desde la última cosecha. Además, que haya tenido una brotación vegetativa uniforme, con los brotes florales bien maduros y con las yemas abultadas o engrosadas.

 

La brotación vegetativa uniforme se puede obtener podando las puntas de las ramas. Esto hace que se maduren parejo y que estén listas para la inducción en un solo período, lo cual asegura que se obtendrá una buena floración y una posterior cosecha, en el mes que se requiera producir mango. Es indispensable que el árbol por inducir, haya recibido una adecuada fumigación con fungicidas a base de cobre, para eliminar residuos de hongos y bacterias que puedan afectar una floración sana y abundante.

 

Una vez que se tiene claro para cuál mercado y en qué época se necesita producir las frutas, se inicia un programa de inducción de acuerdo a la capacidad de recursos: económicos, equipo, transporte y de mano de obra disponible. El período de floración es un momento crítico o de sumo cuidado en la fenología del cultivo, razón por la cual es imperativo mantener una vigilancia diaria de posibles ataques de insectos y enfermedades. El exceso de lluvia, la humedad relativa muy alta (80%), los vientos muy fuertes y el equipo de fumigación mal calibrado, pueden afectar negativamente los resultados de la inducción floral. Para que esta técnica tenga éxito, el producto químico a utilizar debe aplicarse en la dosis recomendada y el pH del agua de la solución por atomizar debe estar entre 4.5 a 5.5.

 

DESCARGAR DOCUMENTO TECNICO

GUÍA TECNICA

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *