Inicio Nutricion Capacidad de Intercambio Cationico del suelo

Capacidad de Intercambio Cationico del suelo

por Infoagro
0 Comentario 2284 vistas

Dentro de todos los procesos que se dan en el suelo, el más importante es el intercambio iónico. Junto con la fotosíntesis, son los dos procesos de mayor importancia para las plantas. El cambio iónico es debido casi en su totalidad a la fracción arcilla y a la materia orgánica.


¿Qué es la Capacidad de Intercambio Cationico del Suelo?

La capacidad de intercambio catiónico (CIC) es la capacidad total de un suelo para contener cationes intercambiables. Se define como el número de cargas negativas del suelo y se expresa en meq/ 100g de suelo. Aumentos en el pH traen como consecuencia un incremento en las cargas negativas, ya que el aluminio se precipita, la concentración de hidrogeniones disminuye, por lo tanto la CIC aumenta. Esta carga eléctrica es fundamental para el suministro de nutrientes a las plantas porque muchos nutrientes existen como cationes (por ejemplo, magnesio, potasio y calcio). En términos generales, los suelos con grandes cantidades de carga negativa son más fértiles porque retienen más cationes

Los suelos con alta CIC suelen tener alto contenido de arcilla y/o materia orgánica. Estos suelos son considerados más fértiles, ya que pueden retener más nutrientes.


¿Cuales son esos cationes?

Los principales iones asociados con la Capacidad de Intercambio Cationico en los suelos son los cationes intercambiables calcio (Ca 2+ ), magnesio (Mg 2+ ), sodio (Na +) y potasio (K + ), y generalmente se denominan cationes básicos. En la mayoría de los casos, la suma de los cationes base analizados da una medida adecuada de CIC . Sin embargo, a medida que los suelos se vuelven más ácidos, estos cationes son reemplazados por H + , Al 3+ y Mn 2+

como se da el intercambio cationico
Movimiento de los cationes desde la solución del suelo a las raíces (rizosfera) para su absorción

El intercambio de cationes domina los aspectos de la química inorgánica de los suelos. La capacidad de intercambio catiónico está asociada a los coloides presentes en los suelos. Estos incluyen tanto a las arcillas como a la materia orgánica. Los coloides son partículas muy pequeñas con grandes áreas superficiales por unidad de volumen o peso (40-800 m2 de área superficial por gramo). Estas partículas tienen una carga neta negativa lo que causa que los iones cargados positivamente como Ca2+, Mg2+, K+, Na+y H+ sean atraídos por la superficie de las partículas.


Importancia del CIC

La CIC de un suelo afecta las prácticas de fertilización y encalado. Por ejemplo, los suelos con alta CIC retienen más nutrientes que los suelos con baja CIC. Con grandes cantidades de fertilizantes aplicados en una sola aplicación a suelos arenosos con baja CIC, es más probable que se produzcan pérdidas de nutrientes por lixiviación. Por el contrario, estos nutrientes son mucho menos susceptibles a pérdidas en suelos arcillosos.


Fuentes:

Comentarios

Artículos relacionados

Deja un comentario