Microorganismos del suelo y Biofertilización

Microorganismos del suelo

Microorganismos del suelo

El suelo es el hábitat ideal para el desarrollo de los microorganismos ya que su estructura constituye un entramado en el que pueden acomodarse tanto en el exterior como en el interior de los agregados. Pero para ello el suelo ha de tener una buena estructura donde el agua y el aire circulen con facilidad y se hallen en un equilibrio que permita el desarrollo de las colonias de microorganismos.

 

La mayor concentración de microorganismos se encuentra en la zona cercana a las raíces en lo que se conoce como en nombre de rizosfera. Las raíces corresponden a una biomasa de 5 a 6 Tm por hectárea en un campo cultivado. Su actividad bioquímica produce unos exudados radiculares, que contienen, según las especies vegetales, entre el 10 y el 50 % de la energía fijada por fotosíntesis. Estos exudados ricos en compuestos carbonatados sirven de alimento a los microbios de la rizosfera que, a cambio, proporcionan minerales que necesita la planta.

En la rizosfera, en contacto mismo con las radículas, la densidad microbiana llega a ser tal que, en ocasiones, las raíces aparecen recubiertas por una especie de manguito que prácticamente las aísla del suelo (bacteriorriza). Todas las actividades nutritivas de la planta se hacen por la intermediación de este recubrimiento microbiano, lo que da idea de las repercusiones que éste puede tener en el desarrollo y la salud de la raíz y, por tanto, del vegetal.

En general, el efecto de la rizosfera aumenta progresivamente conforme se va desarrollando la planta, empieza a sentirse en el momento de la germinación, alcanzando un máximo en el momento de la fructificación, decreciendo después lentamente. El descenso es muy lento debido a las substancias nutritivas que encuentran los microorganismos asociados a las micorrizas en los restos de las raíces, cuando la raíz o la planta mueren.

 

DESCARGAR DOCUMENTO TECNICO

Comentarios

1 Comentario

  1. Marina

    Es bueno para las plantas primero preparar el suelo con desechos orgánicos.

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *