Solarizacion de suelos PDF

Que es la Solarizacion de suelos

Solarizacion de suelos: una tecnica de manejo integrado de malezas y plagas en horticultura

La solarización es la cobertura hermética del suelo húmedo con plástico transparente UV, durante un tiempo determinado (Katan y DeVay, 1991). Es un proceso hidrotérmico que se produce en suelos humedecidos cubiertos con plásticos y expuestos a la radiación solar en los meses más cálidos.

 

Los factores más importantes a tener en cuenta en la solarizacion de suelos son:

  1. Temperatura del aire: debe realizarse en la época del año con mayor temperatura, en nuestra región a partir de mediados de diciembre y hasta febrero.
  2. Humedad del suelo: es necesaria para incrementar la sensibilidad térmica del organismo objetivo (maleza o agente causal de una enfermedad), mejora la conductividad térmica del suelo, posibilitando la actividad biológica en el mismo (Horiuchi, 1991). En el caso de suelos de textura pesada (del tipo arcilloso, limoarcillosos) es suficiente con un riego antes de colocar el polietileno. Para suelos de textura más liviana (del tipo arenosos, limo-arenosos) es necesario realizar algún riego posterior, que puede ser hecho por goteo.
  3. Características de la cobertura plástica: debe ser transparente, para permitir el pasaje de luz y por lo tanto la germinación de las malezas y con tratamiento UV para evitar su deterioro.
  4. Ancho y dirección de los canteros: cuanto más ancho es el cantero menor es el efecto. Esto es debido a que, en general, hay menor temperatura en los bordes del cantero que en el centro del mismo (Stapleton y Heald, 1991). En el caso del control de malezas, con el ancho común que se usa en la confección de los canteros (80 a 90 cm aproximadamente) ha sido suficiente para lograr un efectivo control de las malezas. La mejor orientación de canteros es norte-sur.
  5. Debido a que los valores de la temperatura alcanzada disminuyen en profundidad, es probable que el efecto sobre las semillas de malezas ocurra en los primeros centímetros de suelo. De allí la importancia de no llevar a la superficie, las capas inferiores del cantero que aún pueden contener semillas no afectadas por el calor de la solarización. Se puede realizar una labor superficial para emparejar el cantero si fuera necesario, pero no se deben realizar laboreos que mezclen capas superiores «solarizadas» con capas inferiores que no recibieron la influencia de esta técnica.

 

DESCARGAR LIBRO

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *