Haz una donación a InfoAgrónomo

La Compatibilidad de los fertilizantes

Compatilibilidad de los fertilizantes

Incompatilidad y compatibilidad de los fertilizantes

Cuando se mezclan fuentes fertilizantes simples, el primer aspecto que debe considerarse es que los ingredientes de la mezcla sean químicamente compatibles. Afortunadamente, para el caso de los principales fertilizantes simples, solamente hay unas pocas combinaciones que pueden tener problemas de compatibilidad.

La incompatibilidad química de los materiales fertilizantes puede generarse por las siguientes causas:

  • Desarrollo de calor en la mezcla.
  • Desarrollo de humedad.
  • Producción de gas.
  • Compactación.
  • Aumento de higroscopicidad en la mezcla.

Los fertilizantes son sales, que en contacto con el agua se disocian formando iones (aniones y cationes); diferentes iones pueden interactuar en la solución y precipitar (formando compuestos insolubles), con el consiguiente riesgo de no estar disponibles para las raíces o con alto riesgo de taponar emisores, disminuyendo consecuentemente la eficiencia de aplicación de los nutrientes.

Al respecto, cuando se mezclan fuentes de fertilizantes simples, el primer aspecto que debe considerarse es que los ingredientes de la mezcla sean químicamente compatibles

Compatilibilidad de los fertilizantes
Que fertilizantes son compatibles

Las interacciones más comunes de incompatibilidad son:
incompatibilidad de los fertilizantes


Los micronutrientes por otro lado, pueden reaccionar con las sales del agua de riego formando precipitados, por lo tanto, es recomendable aplicarlos en forma quelatada. De acuerdo al Cuadro, las siguientes mezclas NO se deben
realizar:

  • Fertilizantes Fosforados con Fertilizantes Cálcicos.
  • Fertilizantes Fosforados con Fertilizantes Magnésicos.
  • Fertilizantes Cálcicos con algún Sulfato.
  • Microelementos no Quelatados (Fierro) con Fertilizantes
  • Fosforados en medios ácidos.

Si se aplica ácido, este se debe aplicar antes que los fertilizantes. El ácido se aplica sobre el agua, lentamente (nunca hay que aplicar agua sobre el ácido). En seguida se aplican los fertilizantes, partiendo de los menos solubles. Se recomienda realizar la mezcla de fertilizantes en la mitad del volumen de agua a utilizar. Agitar vigorosamente y luego agregar agua hasta completar el volumen total de agua.

Fuente: – Hirzel, J. C. Principios Básicos de Fertirrigación. INIA

Comentarios

1 Comentario

  1. Emprodusion

    Interesante información. Gracias y Felicitaciones por este aporte público

    Responder

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *