Guía Técnica en el Cultivo de Berenjena

Manual de cultivo de berenjena

Manejo Agronomico del Cultivo de Berenjena

La berenjena es un cultivo de la familia Solanaceae, es una planta perenne de crecimiento indeterminado con tallos erguidos y vellosos de entre 50 a 100 cm de altura. Sus frutos son bayas alargadas de pulpa esponjosa y semillas de color amarillo. Su cascara es delgada, color violáceo. Los tallos son siempre espinosos y ramificados, son frágiles y se parten con facilidad, si no está entutorado, cuando está el fruto.

La planta de la berenjena tiene hojas  enteras, grandes y con el envés cubierto de una vellosidad grisácea; las nervaduras de las hojas tienen pequeñas espinas. Las flores son de color violáceo; el cáliz de la flor perdura y crece junto al fruto, envolviéndolo por su parte inferior. Sus frutos son bayas que pueden ser diferente formas: globosas, aperada, alargadas; el color puede ser negro, morado, violeta, su ciclo de la berenjena.

El ciclo del cultivo de berenjena puede durar de nueve a diez meses, que va desde que se planta hasta que se inicia la recolección que puede ser de 100 a 125 días, pero va a depender de la variedad y época del cultivo. La berenjena necesita temperaturas de 23°C a 25 °C, por debajo de 13°C se detiene el desarrollo vegetativo. Si las temperaturas son menores de 15°C o mayores a 35°C las semillas no germinan. Este cultivo de Berenjena necesita bastante luminosidad, tanto para su desarrollo como para la floración y cuaje de los frutos, los problemas con la polinización ocurren cuando las temperaturas están por debajo de los 16°C y arriba de los 35°C.

Esta Planta no soporta los suelos excesivamente húmedos, porque puede causar asfixia de sus raíces, principalmente cuando la planta es joven, además en suelos ácidos, la planta tiene menos vigor; las flores se caen y la producción es menor.

DESCARGAR GUÍA TÉCNICA

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *