Haz una donación a InfoAgrónomo

Guía para establecer un huerto familiar agroecológico

Huerto familiar agroecológico

Cartilla para establecer un huerto familiar agroecológico

El huerto familiar es la parcela en la que se cultivan hortalizas frescas en forma intensiva y continua durante el año, lo cual implica hacer siembras en forma escalonada. Un huerto familiar se puede establecer en pequeños espacios de tierra en algún lote cercano a la casa y es fácil de atender; los productos se reservan para las necesidades alimenticias de la familia del
productor. El tamaño del huerto depende del número de personas que forman la familia. Dos aspectos importantes que deben tomarse en cuenta para lograr buenos resultados son la disponibilidad de agua y la planeación del propio huerto.

El establecimiento de un huerto familiar provee a la familia de productos que satisfacen algunas de sus necesidades; se podrán obtener diversas hortalizas a un costo menor que el precio del mercado, lo cual permitirá el ahorro en el gasto familiar. La producción de hortalizas en la parcela o
huerto presenta ventajas como: cantidades suficientes para el consumo familiar, producción continua durante todo el año, de alta calidad, higiénica (sin uso de aguas negras), sin contaminación (con insecticidas o herbicidas), baratas y producidas con un mínimo de esfuerzo personal.

En un huerto familiar se pueden producir muchas hortalizas diferentes. Cuando se enfrenta uno a la decisión de qué hortalizas se desean, se determina cuales se ajustan a las condiciones climáticas de la localidad y cuales son del gusto de la familia. Se debe cultivar una variedad de hortalizas que permita aumentar el nivel nutritivo de los alimentos e interés de la familia al comerlos. Las hortalizas difieren en valor nutritivo y el propósito de un huerto es proporcionar valor alimenticio. Se debe planear el cultivo de aquellas hortalizas de hoja verde, ricas en vitaminas A y C, ácido fólico y minerales.

Se recomienda plantar una o dos hortalizas nuevas cada año con la finalidad de familiarizarse y aprender a cultivarlas. Hay que considerar, asimismo, que con todas las hortalizas se puede comercializar a pequeña escala.


DESCARGAR GUÍA

DESCARGA 2

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *