Inicio Control de plagas Estimación del daño causado por el nematodo agallador en zanahoria

Estimación del daño causado por el nematodo agallador en zanahoria

por Infoagro
0 Comentario

Los nematodos son organismos invertebrados, de forma alargada, que se desarrollan en diversos ambientes, entre ellos el suelo. Los que atacan las plantas se llaman fitófagos y se alimentan de ellas perforando los tejidos por medio de sus estiletes. Los dos géneros que sobresalen como nematodo agallador en zanahoria son Meloidogyne y Ditylenchus


Daños del nematodo agallador en zanahoria

Meloidogyne spp. “nematodo agallador en zanahoria o de los nudos de las raíces”: dentro de este género, son importantes las especies M. incognita, M. javanica, M. arenaria y M. hapla. Meloidogyne es una especie cosmopolita. Este nematodo presenta dimorfismo sexual. Las hembras adultas son piriformes o globosas; miden 1,4 a 1,5 mm de largo; los machos son filiformes y tienen una longitud de 1,2 mm. La hembra tiene la capacidad de producir descendencia sin la presencia del macho; coloca entre 200 y 500 huevos protegidos por una masa gelatinosa. De ellos, nacerán las formas juveniles, encargadas de infestar las raíces.


Los daños se manifiestan por la formación de agallas o nódulos en la zona radical; los nódulos producidos por M. hapla son más pequeños y con pelos radicales que nacen de ellos. Las raíces atacadas son más cortas y poseen menos pelos radicales que las sanas. Otras veces se producen raíces bifurcadas conocidas como “patudas”; esto sucede cuando la planta es atacada en el estado de plántula. En la parte aérea se produce una disminución del crecimiento, achaparramiento, amarillamiento, marchitamiento y otros síntomas que se asocian con la deficiencia de agua y de nutrientes.

Los nematodos del género Meloidogyne spp. constituyen la plaga más perjudicial de la raíz de zanahoria, en todas las zonas donde se cultiva esta hortaliza

Daños del nematodo agallador en zanahoria
Estimación del daño causado por el nematodo agallador en zanahoria

Estrategias de control del nematodo agallador en zanahoria

Rotación de cultivos: su ejecución tiene como objetivo romper el ciclo biológico del nematodo agallador en zanahoria. Si el cultivo antecesor fue papa, tomate, melón, zapallo o lechuga, y la textura del suelo es arenosa, es muy probable que las poblaciones de nematodos del género Meloidogyne superen los umbrales de tolerancia establecidos para el cultivo de zanahoria.

A su vez, si el cultivo antecesor fue ajo o cebolla y hubo problemas con Ditylenchus dipsaci, no es aconsejable sembrar zanahoria como cultivo sucesor sin realizar un análisis previo, ya que las poblaciones existentes en el suelo pueden resultar elevadas para efectuar un cultivo exitoso.


Enmiendas orgánicas: las enmiendas orgánicas son aconsejables siempre que se coloquen al menos 60 días previos a la siembra del cultivo. Al ser una enmienda fresca fermenta en el suelo incrementando la temperatura del suelo, resultando fitotóxica para las plantas de zanahoria. El objetivo perseguido con esta técnica es que los microorganismos antagonistas y la nematofauna benéfica que se encuentran en el suelo, se incrementen y alcancen a realizar su función de competencia y de control biológico sobre los nematodos fitoparásitos existentes.


Se debe considerar que el mejor control de Meloidogyne en suelo se logra con biofumigación. Este tratamiento no solo afectará al nematodo parásito sino también a los nematodos benéficos en menor proporción. Esta nematofauna benéfica se recupera en el tiempo


Referencias:

Comentarios

Deja un comentario