Como preparar el Caldo Bordeles

Ingredientes del caldo bordeles

¿Como hacer caldos minerales a base de cobre para controlar algunas deficiencias nutricionales y enfermedades en cultivos?

Aprende a preparar caldo bordeles

Caldo bordeles al 1%, ingredientes para preparar 100 litros de caldo

  • 1 kg de cal viva o hidratada (oxido de calcio o hidroxido de calcio)
  • 1 kg de sulfato de cobre
  • 1 recipiente plastico: capacidad 100 litros
  • 1 balde pequeño de plastico: capacidad 20 litros
  • 1 baston de madera para revolver la mezcla
  • 1 machete para probar la acidez del caldo
  • 100 litros de agua

 

¿Como prepararlo?

Paso 1:

Disolver el kilo de sulfato de cobre en 10 litros de agua en balde pequeño de plástico.

Paso 2:

En el recipiente grande de plástico disolver el kilo de cal hidradatada o cal viva, previamente apagada en 90 litros de agua limpia.

Paso 3:

Despues de tener disuelto los dos ingredientes por separado (la cal y el sulfato) se mezclan, teniendo siempre el cuidado de agregar el preparado de sulfato de cobre sobre la cal. Nunca lo contrario (la cal sobre el sulfato) y revolver permanentemente; con este procedimiento obtenemos quimicamente una mezcla mas homogenea.

  • 10 litros de sultado
  • se mezclan los 2 preparados
  • 90 litros de agua cal

Paso 4:

Comprobar si la acidez de la preparación esta optima para aplicarlo en los cultivos. Se verifica sumergiendo un machete en la mezcla y si la hoja metalica se oxida (manchas rojas) es por que esta acida y requiera mas cal para neutralizarla; si esto no sucede es por que esta en su punto para ser utilizada.

 

¿Como aplicarlo?

El caldo bordeles, en algunos cultivos, se puede aplicar puro; pero en otros lo más recomendable es disolverlo en agua, para evitar “quemar” a los cultivos más sensibles.

  • Para cultivo de cebolla, ajo, tomate, remolacha, y otros similares: 3 partes de caldo mas una parte de agua (75% mas 25%)
  • Para cultivos de frijol, vainas, repollo, pepino, coles: 1 parte de caldo mas una parte de agua (50% mas 50%)

Recomendaciones

  • De preferencia preparar el caldo para uso inmediato
  • No mezclar el caldo con las manos, hacerlo con bastones de madera
  • No utilizar recipientes metálicos para su preparación
  • No hacer aplicaciones del calco en plántulas muy pequeñas, recién germinadas y en floración
  • No calentar los ingredientes, principalmente el sulfato de cobre

 

Bibliografia: Restrepo, R. J. El ABC de la agricultura orgánica, fosfitos y panes de piedra.

Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *